Alimentos para mascotas: ¿mejor comida casera o industrial?

Cada día hay más personas que se esfuerzan en recuperar para sus perros y gatos una dieta casera, con ingredientes naturales, como se había hecho antes de la generalización la comida industrial  para perros y gatos.  Hacerlo requiere un esfuerzo mayor de los dueños, porque es mucho más rápido abrir una bolsa de comida procesada.

También se necesita más conocimiento, porque no vale lo de dar las sobras de nuestra comida o cena al anima. Ni hacer una dieta de forma intuitiva, sin consultar a los especialistas en nutrición veterinaria. También se desaconseja bucear en la red en busca de tutoriales, porque cada animal es un mundo.

¿Es realmente mejor la comida casera para nuestros animales de compañía? ¿Y nutricionalmente? Si la comida se prepara en casa, ¿hay riesgo de no aportar todos los nutrientes que necesita nuestra querida mascota? ¿Disfruta más el perro o el gato comiendo como lo hacían sus ancestros, masticando comida, en lugar de repetir siempre la misma fórmula comercial? Sobre todas estas cuestiones hay bastante debate, y conviene conocer algunas claves para no perderse entre defensores y detractores de ambos tipos de alimentación.

Nunca se deben dar las sobras de lo que comemos nosotros a perros y gatos; si optamos por una dieta natural deberemos cocinar específicamente para nuestros animales, con el asesoramiento de un veterinario y experto en nutrición animal, porque su sistema digestivo es distinto al de los humanos”, advierte la veterinaria Maria Pifarré.

Por su parte, Carlos Gutiérrez, nutricionista de perros, defiende que “que la alimentación natural funciona en el 99% de los casos, y los animales cambian radicalmente su aspecto, siendo mucho más fuertes y enérgicos. Con una dieta natural y variada tienes un perro súper sano. Hace 30 años los perros comían cosas de casa y estaban bien. En tres o cuatro minutos das de comer a tu perro –yo enseño como hacerlo–, y si no puedes dedicarle este tiempo a tu animal, mejor que no lo tengas.

“La alimentación natural funciona y los animales cambian su aspecto, siendo más fuertes y enérgicos» 

Fuente La Vanguardia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *