Crecer con animales, un nutritivo vínculo

APROA celebra el Día de las niñas y las niños, recordando las ventajas de crecer con animales de compañía.

Los beneficios que aportan los perros y los gatos a los niños son innumerables. En general, la compañía de un animal mejora la calidad de vida de todo ser humano; aumenta la longevidad, preserva el equilibrio físico y mental, facilita la recreación, reduce el estrés y disminuye el índice de depresión en general.

Cuando los niños conviven con animales domésticos se potencia su desarrollo educativo y social; los obliga a asumir responsabilidades y a aprender valores como el respeto por los demás, aumenta su autoestima y mejora su integración en la familia. Además, los animales desarrollan la capacidad en los niños de cuidar de alguien y fomentan el sentimiento de competencia y seguridad: indispensables para conseguir su correcto equilibrio emocional.

Dieter Krowatschek, psicólogo infantil y escolar en Marburgo (Alemania), autor de Los niños necesitan animales de compañía, sostiene que cuando consiguen establecer con ellos una relación duradera y positiva, basada en el afecto, les resulta de gran ayuda a la hora de cultivar su relación con los demás y mejora su autoestima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *