España: Entra en vigor normativa protección animal

En España entró en vigor, el miércoles 5 de enero  la modificación del régimen jurídico que trae consigo el preámbulo de la Ley de Protección Animal que reconoce a los perros y gatos como «seres vivos dotados de sensibilidad».

Con la nueva legislación, habrá que tener su bienestar en cuenta en caso de separación o divorcio y no podrán ser incluidos en las deudas hipotecarias como pertenencias y se aspira a controlar más y mejor las poblaciones de animales.

Las autoridades de bienestar animal españolas, esperan, a lo largo del resto del año la prohibición del sacrificio salvo por motivos médicos, el veto de la fauna salvaje en los circos y el fin de la venta de mascotas en las tiendas. Con todos estos cambios, se espera que la ley esté lista para verano y pueda entrar en vigor para el año 2023.

En España, este cambio se debe a una triple reforma aprobada definitivamente por el Congreso de los Diputados el pasado 2 de diciembre de 2021.

Su origen está en una iniciativa legislativa popular impulsada por el Observatorio Justicia y Defensa Animal, que recogió en el año 2015 más de 500.000 firmas para que los animales se “descosificasen”. Ya en 2017 se aprobó una Proposición de Ley sobre este mismo cambio de escenario, pero caducó por inacción legislativa.

La nueva norma establece que «la relación de la persona y el animal (sea este de compañía, doméstico, silvestre o salvaje) ha de ser modulada por la cualidad de ser dotado de sensibilidad, de modo que los derechos y facultades sobre los animales han de ser ejercitados atendiendo al bienestar y la protección del animal, evitando el maltrato, el abandono y la provocación de una muerte cruel o innecesaria».

En la nueva Ley se introducen algunas modificaciones que pueden resultar muy positivas. Para luchar contra el abandono se apostará por una mejora del registro de los animales de compañía, instaurando un Sistema Estatal de Registros de Protección Animal, que incluirá el listado completo de animales, entidades de protección, criadores, núcleos zoológicos, profesionales del comportamiento animal y de personas inhabilitadas para la tenencia.

Entre las medidas para el control de la cría, la ley plantea prohibir la venta de animales en tiendas si el proyecto se mantiene a lo largo de su proceso legislativo. De esta forma, la venta de animales estará únicamente permitida por criadores y se prohibirá exhibir a todos los animales en escaparates durante horas y privándoles de su desarrollo natural.

Otra de las novedades viene de la mano de la reforma de las normas sobre los perros llamados hasta ahora “potencialmente peligrosos”, que pasarán a considerarse “de manejo especial”, lo que implica un cambio en que la amenaza vendrá determinada por su comportamiento y no por la raza.

Por la parte medioambiental, la ley apoya la creación del Listado Positivo para establecer los animales que sí podrán ser tenidos como animales de compañía, estando prohibido el resto. Para evitar el daño medioambiental de las especies invasivas, el texto incluye la prohibición la cría de animales alóctonos, no procedentes de España, como el visón americano.

Fuente Telesur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.